Equilibrio Biomecánico

Osteopatía

¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

La osteopatía es una terapia manual basada en una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología del cuerpo. Su práctica se centra en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mediante ajustes y movimientos suaves de las articulaciones u órganos para corregir cualquier obstrucción que bloquee la circulación de fluidos y el movimiento natural del cuerpo. Al restaurar la mecánica adecuada del cuerpo se mejora la función del mismo, y su homeostasis.

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía como una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras tales como la fisioterapia o la quiropráctica. Si bien en España aún no está reconocida oficialmente sí lo está en otros países como Inglaterra, Francia, EEUU, Australia, Bélgica, Italia, entre otros.

La osteopatía es una terapia manual basada en una profunda comprensión de la anatomía y la fisiología del cuerpo. Su práctica se centra en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mediante ajustes y movimientos suaves de las articulaciones u órganos para corregir cualquier obstrucción que bloquee la circulación de fluidos y el movimiento natural del cuerpo. Al restaurar la mecánica adecuada del cuerpo se mejora la función del mismo, y su homeostasis.

La Organización Mundial de la Salud considera la Osteopatía como una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras tales como la fisioterapia o la quiropráctica. Si bien en España aún no está reconocida oficialmente sí lo está en otros países como Inglaterra, Francia, EEUU, Australia, Bélgica, Italia, entre otros.

¿QUÉ BENEFICIOS PUEDO OBTENER?

Siempre es mejor prevenir que curar, por eso no es necesario esperar a sufrir una dolencia para acudir a una sesión de osteopatía, de esta forma resulta más fácil tratar el estrés y las tensiones subyacentes de tu cuerpo, beneficiándote de una mejor calidad de vida. La osteopatía te ayudará a aliviar malestar físico o dolores ocasionados como consecuencia de una mala postura, una sobrecarga muscular, una mala técnica al hacer ejercicio, distensiones o inflamaciones. Los desequilibrios biomecánicos que se tratan con la osteopatía se pueden poner de manifiesto a través de diferentes síntomas o señales que el cuerpo envía. Algunos de ellos son:

LESIONES DEPORTIVAS

o Esguinces
o Tendinitis
o Dolores de hombro
o Epincondilitis
o Rodilla

ESTRÉS EN EL TRABAJO

o Dolor de espalda
o Lumbalgia
o Tensión en el cuello y en la mandíbula
o Dolores de cabeza, migrañas

ATRAPAMIENTOS NERVIOSOS

o Nervio pudendo
o Merálgia parestésica
o Ciática
o Neurálgia cervicobraquial
o Neuroma de Morton

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE OSTEOPATÍA?

En la primera sesión realizaremos una valoración inicial para ello te haremos algunas preguntas relacionadas con tu estado de salud en general y con tu estilo de vida.

Desarrollaremos también un examen físico en el que te pediremos que realices determinados movimientos simples para poder valorar tu equilibrio biomecánico. Además, a través de la palpación física de los tejidos podremos identificar cualquier punto de debilidad o de tensión excesiva en el cuerpo.

A partir de ahí, el osteópata podrá utilizar una combinación de estiramiento, masaje del tejido blando y manipulación de las articulaciones para mejorar la función, aliviar el dolor y facilitar la recuperación.

En la primera sesión realizaremos una valoración inicial para ello te haremos algunas preguntas relacionadas con tu estado de salud en general y con tu estilo de vida.

Desarrollaremos también un examen físico en el que te pediremos que realices determinados movimientos simples para poder valorar tu equilibrio biomecánico. Además, a través de la palpación física de los tejidos podremos identificar cualquier punto de debilidad o de tensión excesiva en el cuerpo.

A partir de ahí, el osteópata podrá utilizar una combinación de estiramiento, masaje del tejido blando y manipulación de las articulaciones para mejorar la función, aliviar el dolor y facilitar la recuperación.

PREGUNTAS FRECUENTES

La osteopatía es normalmente indolora, aunque en algún momento puede resultar incómoda. En general la mayoría de las personas encuentran la osteopatía como suave y relajante. En el caso de que alguna técnica pueda resultar molesta el osteópata te advertirá con antelación, y recuerda que tú tienes el control de la sesión y puedes pedir que se detenga o que cambie de técnica.

Las sesiones de osteopatía suelen durar entre 45 – 60 minutos.

El número de sesiones varía según la gravedad y complejidad del desequilibrio. Para desequilibrios más agudos cabría esperar una mejoría significativa en 2-4 sesiones; para situaciones más crónicas pueden ser necesarias sesiones más regulares. No obstante, tras la valoración inicial en la primera visita se te indicará la cantidad aproximada de sesiones necesarias.

Tras 24 – 48 horas después de la sesión de osteopatía puedes experimentar algunas pequeñas molestias, estas molestias son normales y se deben a la respuesta del cuerpo al tratamiento osteopático. El beneficio total de la sesión se sentirá después de 2 a 3 días.

No. Tu confort es una de nuestras prioridades. Los procedimientos que se llevan a cabo garantizan tu privacidad durante el tratamiento. El terapeuta describirá qué tratamiento va a realizar y deberá obtener tu consentimiento para asegurarse de que te sientas cómodo con el mismo. En la medida de lo posible sí es recomendable acudir con ropa ligera de manera que puedan quedar al descubierto más fácilmente las zonas del cuerpo a tratar.